miércoles, diciembre 06, 2006

OAXACA RESISTE NO PASARAN!

De nuevo, con tristeza pero sin que nos pille por sorpresa, somos testigos de la respuesta del poder a las exigencias del pueblo. Ha habido muertos en Oaxaca, una cuenta terrible que crece con cada día que pasa, a manos de la policía mexicana, la PFP. Hay muchos más heridos, arrestados e incluso desaparecidos, personas que son secuestradas en la calle y llevadas en helicópteros del ejército a lugares desconocidos. Esta parece ser la única manera en que los poderes económicos y políticos del Estado mexicano quieren, o pueden, responder a las exigencias planteadas por el pueblo de Oaxaca. La población de esta ciudad, cuna del revolucionario libertario Ricardo Flores Magón, es en su mayor parte indígena y se cuenta entre las más pobres del país. Durante más de quinientos a?os han luchado por recuperar la libertad que perdieron cuando comenzó la colonización y se les impusieron unas instituciones opresivas.Lo que está en juego es mucho más que una mejora salarial para los docentes y más becas para los estudiantes más pobres. Es mucho más que la dimisión del criminal gobernador Ulises Ruiz. Debería forzársele a dimitir de su cargo inmediatamente y ser entregado a la población de Oaxaca para que sus crímenes no queden impunes. Pero esta no es la principal cuestión en juego. En cierta manera esta es una lucha contra estructuras decrépitas de poder en México, que han estado controladas con mano férrea por el PRI, el Partido Revolucionario Institucional, desde los tiempos de Zapata, allá por 1910. También es una protesta contra la colusión del privilegio económico y el político, que andan de la mano en México, como en cualquier otro lugar del mundo, de tal forma que asegura la exclusión de la mayor parte de la población de unas condiciones mínimas de supervivencia, cuando menos de un reparto real de la riqueza.Por encima de esto es también una cuestión de si los pueblos del mundo serán capaces de tomar su propio destino en sus manos y conformar su futuro contra un muro de represión, peleando cada mejora, hasta construir un planeta que sea un lugar en el que sí merezca la pena vivir. Es una cuestión de si aún es posible, si aún queda alguna oportunidad de conseguir una vida mejor. O si por el contrario los que ahora son due?os del mundo, las grandes multinacionales, los políticos corruptos, los asesinos que controlan los Estados, van a seguir siempre teniendo las riendas. Es una cuestión de si aún podemos so?ar y tener esperanzas.Aún no hay nada decidido. Apenas hace unos días parecía que la policía apoyada por el ejército y las bandas de bestias paramilitares del PRI iban a conseguir controlar la ciudad. Poco después nos enteramos de cómo el pueblo ha resistido valientemente los intentos de desalojar la universidad y la radio de la APPO. Aún pueden pasar muchas cosas en los próximos días y semanas. La situación se volverá cada vez más difícil para el corrupto Ruiz. Crecen las voces que piden su dimisión y el presidente mexicano parece ser reacio a enviar más tropas para proteger a un corrupto gobernador local. Pero un nuevo presidente, a su vez él mismo votado en unas elecciones fraudulentas, jurará su cargo en breve y está por ver la posición que adopte respecto al conflicto. Por otro lado, el partido socialdemócrata, PRD, se ha pronunciado a favor de las protestas, pero no ha tomado ninguna otra medida de apoyo, a pesar de reclamarse ganador de las recientes elecciones gracias al apoyo del pueblo. Ciertamente no será de un político de dónde surjan soluciones a largo plazo para los graves problemas de los indígenas, los pobres, las mujeres, los trabajadores y profesores, no ya de México, sino de toda América Latina. ?stas sólo se conseguirán mediante al lucha autogestionada y la acción directa de los pueblos, y no es necesario ir más lejos que Oaxaca para encontrar la prueba.Son nuestros compa?eros, hermanos y hermanas de Oaxaca los que tiene que luchar esta batalla. Saben que cuentan con nuestro apoyo incondicional. Les mandamos nuestro más sincero abrazo, y el compromiso de organizarnos en todo lo que podamos para que su lucha sea conocida por todo el mundo en nuestros respectivos países y para que su voz se oiga por los representantes del Estado mexicano en el exterior. Romperemos el muro cómplice de silencio que los medios de comunicación han levantado en torno a su lucha. Claramente, no les interesa informar sobre cómo se hace historia.Desde el Secretariado de la Internacional de Federaciones Anarquistas (IFA) llamamos a todos y todas, independientemente de donde se encuentren geográficamente, para que organicen acciones de apoyo con el pueblo de Oaxaca. Su lucha es la lucha de todos y su éxito será un paso más hacia la emancipación. Piedra a piedra se construye un nuevo mundo. Tenemos la oportunidad de ayudar a poner una más.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home